Por qué las personas inteligentes tienen malas ideas

Este es un resumen del ensayo Why Smart People Have Bad Ideas de Paul Graham.

La fase de Artix

En enero de 1995, comenzamos una compañía llamada Artix. El plan era poner galerías de arte en la web, lo cual sonaba cool. Pero las galerías no están especialmente entusiasmadas por estar en la web. Además de eso, los comerciantes de arte son las personas más tecnofóbicas en la tierra.

El efecto de naturaleza muerta

Una razón por la que tuvimos una idea tan lamentable es que fue lo primero en lo que pensamos. Entonces, la causa principal de las malas ideas es el efecto de naturaleza muerta: se te ocurre una idea aleatoria, te sumerges en ella y luego en cada punto sientes que le has dedicado tanto tiempo que esta debe ser la idea. La solución está en el otro extremo: darse cuenta de que haber invertido tiempo en algo no lo hace bueno.

Estiércol

Una de las cosas más valiosas que mi padre me enseñó es un viejo dicho de Yorkshire: donde hay estiércol, hay latón. Lo que significa que el trabajo desagradable paga. El propósito de una empresa, y especialmente de una startup, es ganar dinero. No puedes tener lealtades divididas. Ya es bastante difícil ganar dinero que no puedes hacerlo por accidente. A menos que sea tu prioridad, es poco probable que suceda.

Hienas

Sentíamos que éramos buenos en la programación, pero nos faltaba confianza en nuestra capacidad para hacer una cosa misteriosa e indiferenciada que llamamos "negocios". De hecho, no existe el "negocio". Hay ventas, promociones, averiguar lo que la gente quiere, decidir cuánto cobrar, atención al cliente, pagar tus facturas, conseguir que los clientes te paguen, incorporarse, recaudar dinero, etcétera.

Un problema familiar

Leer el Wall Street Journal durante una semana debería darle a cualquiera ideas para dos o tres nuevas empresas. Los artículos están llenos de descripciones de problemas que deben resolverse. Pero la mayoría de las personas que aplican a Y Combinator no parecen haber buscado ideas lejos.

Tal vez haya una nueva aplicación por descubrir aquí, pero parece perverso hurgar en esta niebla cuando hay problemas valiosos y sin resolver a la vista de cualquiera.

Sería genial si las escuelas enseñaran a los estudiantes cómo elegir problemas y cómo resolverlos, pero no sé cómo ejecutarías esa clase en la práctica.

Copper y Tin

La parte difícil de descubrir lo que los clientes quieren es darte cuenta de que necesitas descubrirlo. Esa es la esencia de una startup: tener personas brillantes que hagan un trabajo que está por debajo de ellos.

Y en comparación con el tipo de problemas que los hackers están acostumbrados a resolver, darles a los clientes lo que quieren es fácil. Cualquiera que pueda escribir un compilador puede diseñar una interfaz que no confunda a los usuarios, una vez que decidan enfocarse en ese problema. Y una vez que aplicas ese tipo de poder mental a preguntas mezquinas pero rentables, puedes crear riqueza rápidamente.

Un hacker que ha aprendido qué hacer, y no solo cómo hacerlo, es extraordinariamente poderoso. Y no solo para ganar dinero: mira lo que un pequeño grupo de voluntarios ha logrado con Firefox.

Sigue nuestro contenido diario en:

Twitter | Facebook | Instagram | YouTube


Suscríbete

Fundador es una publicación sobre tecnología y startups en español. Suscríbete en www.fundadornews.com y nunca te pierdas una actualización.